Merlot, Una De Las Grandes

MI QUERIDA UVA MERLOT

La segunda en importancia en los vinos de Burdeos (margen izquierda), y la primera en la zona de Saint Emilion y Pomerol; muy extendida en prácticamente

uva merlot

todo el mundo.  A esta emblemática y señorial uva se le avecina unos años con bastantes turbulencias, un gran problema, en su cuna de

origen (margen izquierda de Burdeos), en los próximos años un verdadero quebradero de cabeza para los bodegueros franceses de esta zona, en concreto y también de otras no menos importante.

El problema no es otro que el cambio climático, la alteración de las temperaturas que están sucediéndose y lo peor, lo que esta por llegar en los próximos años, ¡¡pena¡¡ pues para mi esta variedad ha sido una de mis preferidas y siempre la he considerado de las más importantes del mundo.

Viñedos de uva merlot en Pomerol

La variedad merlot ocupa dos tercios del viñedo de Burdeos y precisamente es contraria a los climas cálidos normalmente nos da vinos más alcohólicos que otras por la facilidad que tiene en madurar y concentrar el azúcar, por esa razón nos gustan tanto los vinos de Pomerol (Petrus) y Saint Emilion (Angelus, Cheval Blanc, Ausone, Pavie) etc.

Tiene debilidades esta variedad, es delicada y muy sensible al Mildiu y a la podredumbre, y también a las heladas.

Es una uva de tamaño medio, de bayas redondas, el racimo suele ser bastante uniforme, su hollejo es grueso de color azul negro, muy intenso, con pulpa no pigmentada, y sus vinos suelen tener menos acidez, no tiene exceso de tanínos, y da vinos muy aromáticos de fruta roja y negra, notas florales y especias, aceitunas negras y pan horneado, vinos muy elegantes de beber, al revés que otras no necesita exceso de contacto en madera para poderse disfrutar pronto. La cepa es de buen vigor, pero da pocos racimos, buena fertilidad pero de producción reducida brota precozmente de una maduración media.

Viñedo de Petrus

Se familiariza facilménte en todo tipo de suelos, no le gusta la sequia, así que prefiere climas frescos y poco calurosos. Por lo que me

 

temo que esta variedad para que nos de vinos finos, elegantes y frescos hay que plantar viñedos a gran altura, los viticultores ya están buscando zonas altas con mayor énfasis no solo para esta uva si no también para otras.

Hace apenas unos años, algunos comentaban que era una invención lo del cambio climático “seria para evitar alarmismos”, hoy ya nadie es ajeno y todos hablan sin ningún tipo de complejo de ello, resulta que cada vez es mas evidente que este ha llegado y no solo eso sino que avanza muy de prisa.

Los bordeleses hace tiempo que han realizado ya sus estudios analíticos y tienen perfectamente claro lo que les viene encima.

Han autorizado 7 nuevas variedades de uva, uvas que se adaptan perfectamente al suelo y al clima actual y al de los próximos años, saben que sufrirán y probablemente tengan que incorporar estas nuevas uvas antes de lo que piensan para sus vinos elaborados con las clásicas variedades.

 

En Burdeos concretamente las temperaturas han subido un grado y medio en los últimos años.

Es claro que se nos avecina un problema en el mundo del vino en las zonas reinas. España, Francia e Italia ya lo están padeciendo y mucho. Probablemente dentro de 25 años estemos hablando de cosas mucho mas graves. Los vinos cambiaran mucho más de lo que creemos, y probablemente tengamos que abandonar zonas que hoy son paraísos del vino para buscar otras mas frescas.

No soy muy optimista, pero creo que si se hicieran los correspondientes estudios antes de plantearse plantar una viña, creo que el viñedo tendría más opciones en España, adaptando algunas cosas, como el cultivo de variedades que se adapten al nuevo clima, (aunque esto suponga perder un poco la identidad de los vinos es la preocupación de muchos bodegueros), plantar en zonas más altas, cambiar la conducción de las cepas, volver a vaso en lugar de espalderas, esto es más propio de otras zonas que nuestras, nuestras cepas están más expuestas a la penetración de los rayos solares, la espaldera es más propio de zonas mas húmedas y donde el riesgo de lluvia es mayor, nosotros tenemos que conseguir una maduración lenta y sombra para nuestras uvas.

¿Cuántas variedades a la vez se verán afectadas por este cambio climático?, en mi opinión muchas, -por no decir todas-, tal vez haya que trasladar las variedades de un lugar a otro debido al exceso de calor.

La uva Merlot no es ajena a estas inclemencias, el calor le afecta considerablemente y necesita frescor una uva que necesita más humedad, frio, lluvia y que por ese dichoso cambio esta dando unos resultados muy distintos a los que ha dado hásta hoy.

Un clima más acorde a sus características proporciona vinos con un potencial bestial, en cambio cuando es lo contrario concentra mucho más el azúcar y pierde la frescura que siempre ha tenido, una de mis favoritas cuando leo cosas sobre ella me entristece y a la vez me emociono pensando en los vinos que he disfrutado y que aún seguiré haciéndolo unos años más.