CIERRE DEL RESTAURANTE JOLASTOKI

CIERRE DEL RESTAURANTE JOLASTOKI

Desde este pequeño Rincón del Vino, quiero honrar con toda la emoción, el cierre del histórico

Restaurante Jolas-Toki de Getxo, ejemplar y casi centenario, que cierra por falta de relevo generacional.

Solo citar a las personas que tuve el honor de tratar, compartir y conocer con ellas, muchas vivencias. Sabin Arana, padre con el disfrute un viaje a Burdeos del que guardo un grandísimo recuerdo, falleció en 1997 y su hijo del mismo nombre del que disfrute sus exquisitas habilidades culinarias y nos dejo en 2015. Ambos excelentes chefs que llevaron al restaurante

a la máxima fama y éxito. Desde aquí, también quiero enviarle un cariñoso saludo a su esposa Arantxa que durante años también aporto su granito de arena al restaurante. A Begoña Beaskoetxea esposa de Sabin, larga carrera como directora del restaurante. Reconocida con el premio a la mejor directora de sala en Euskadi; su hija Itxaso Arana, compañera de Asociación de Euskadi de Sumilleres, continuísta en las labores de Maitre del restaurante, elegida Mejor Sumiller de Euskadi, y Mejor Sumiller Nariz de Oro y muchas otras menciones adquiridas en toda su carrera profesional. Todos ellos han forjado la historia gastronómica de Bizkaia durante

tres generaciónes desde que Bixenta la amama de Sabin inauguro el Restaurante Jolastoki en 1921.

Muchísimas gracias por todos estos años de placeres gastronómicos que nos habéis ofrecido y por la amistad que nos brindasteis.